Pricing
Sign Up

PREPRINT

  • 1. Introducción
  • 2. Equipo básico de monitoreo
  • 3. Equipo de preoxigenación
  • 4. Técnicas y equipos de bloqueo de las vías respiratorias
  • 5. Succión de fluidos
  • 6. Vía aérea invasiva
  • 7. Dispositivos de rescate
  • 8. Intervención quirúrgica - Cricotirotomía
  • 9. Comentarios finales
cover-image
jkl keys enabled

Equipo de vía aérea

3999 views

Main Text

El traumatismo de las vías respiratorias es una afección crítica y potencialmente mortal que surge de lesiones contundentes y penetrantes en el cuello y el tórax. 1 Dada la gravedad de estos incidentes, el diagnóstico y el tratamiento oportunos se vuelven imperativos para la supervivencia del paciente, ya que las lesiones concomitantes y los síntomas inespecíficos pueden conducir a resultados fatales. La mortalidad de las víctimas de traumatismos en las vías respiratorias se atribuye principalmente a la hipoxia y al mal manejo de las vías respiratorias, factores que se sabe que contribuyen a hasta el 34% de las muertes prehospitalarias en estos pacientes. número arábigo

El manejo adecuado de las vías respiratorias es crucial cuando se trata de lesiones de las vías respiratorias. El manejo rápido y eficiente no solo garantiza la supervivencia inmediata del paciente, sino que también desempeña un papel fundamental para minimizar el impacto en la función respiratoria y la calidad de vida en general. El objetivo principal es establecer una vía aérea segura y permeable, que permita una ventilación eficiente y su posterior reparación quirúrgica.

A la llegada del paciente adulto con traumatismo al servicio de urgencias, se produce un cambio notable en las opciones disponibles para la atención de las vías respiratorias. Dentro del departamento de emergencias, hay una amplia gama de personas altamente calificadas especializadas en el manejo avanzado de las vías respiratorias. Además, hay una amplia gama de equipos disponibles, incluidos varios adjuntos para las vías respiratorias.

Este video ofrece una exposición completa y detallada de los equipos utilizados en el manejo de las vías respiratorias. Comenzando con el equipo básico de preoxigenación, las cánulas nasales simples de alto flujo emergen como una herramienta principal, capaces de entregar un flujo continuo de oxígeno que alcanza hasta 70 L/min. Este sencillo dispositivo suele ser la primera opción para la suplementación con oxígeno. Sin embargo, si este método resulta insuficiente, la herramienta en línea es la máscara sin rebreather equipada con un depósito, que garantiza el suministro del 100% de oxígeno. En los casos en los que se justifica una intervención más robusta, la bolsa-válvula-máscara (BVM) pasa a ser el centro de atención. Este dispositivo permite una ventilación continua con presión positiva, lo que garantiza un flujo constante de oxígeno puro. Sin embargo, se debe anticipar la dificultad con la ventilación BVM en pacientes que han sufrido lesiones maxilofaciales graves que alteran los huesos y crean inestabilidad o desfiguración en la parte media o inferior de la cara. 3

La siguiente sección del video muestra la demostración práctica de las herramientas esenciales para el mantenimiento de las vías respiratorias. Entre estos, la vía aérea nasofaríngea (NP), un tubo de goma insertado en la fosa nasal, garantiza un flujo de aire sin obstrucciones. Las contraindicaciones absolutas para la colocación de una vía aérea NP incluyen lesiones significativas en la parte media de la cara con sospecha de fractura de cráneo basilar. Otra opción es una vía aérea orofaríngea (OP). Ambos dispositivos existen en una gama de tamaños adecuados para todas las edades y se pueden utilizar para mantener la permeabilidad de las vías respiratorias, especialmente durante la ventilación BVM. La vía aérea OP puede inducir arcadas y vómitos en pacientes conscientes y, por lo tanto, solo debe usarse para pacientes que no responden. Sin embargo, antes de iniciar cualquiera de las estrategias de mantenimiento de las vías respiratorias, es esencial eliminar los coágulos de sangre, la mucosidad, el contenido gástrico o los restos de tejido de las vías respiratorias con la ayuda de herramientas de succión.

A continuación, se realiza una demostración con dispositivos supraglóticos para las vías respiratorias. Estos últimos abren la vía aérea superior de forma invasiva, lo que permite una ventilación sin obstrucciones cuando los métodos anteriores no tienen éxito. Estos también pueden ser un reemplazo adecuado para otros dispositivos de manejo de las vías respiratorias. Según estudios recientes, la colocación de dispositivos supraglóticos en las vías respiratorias para la ventilación de rescate tiene una tasa de éxito de más del 60% en pacientes para los que la intubación traqueal y la ventilación con mascarilla son imposibles. 4 La vía aérea del Rey, un dispositivo supraglótico de las vías respiratorias, proporciona un medio eficaz para establecer y mantener una vía aérea patente. El laringoscopio es un instrumento esencial que ayuda en la visualización de la glotis durante el proceso de intubación. Su evolución hacia el videolaringoscopio, con una hoja hipercurvada, mejora la visualización de la vía aérea, ayudando en escenarios de intubación desafiantes. El tubo endotraqueal, un conducto para asegurar las vías respiratorias, se guía cuidadosamente a través de un laringoscopio, lo que garantiza una intubación precisa y controlada en diversos entornos clínicos.

Cuando los métodos tradicionales son ineficaces, se hace necesario utilizar equipos de rescate para las vías respiratorias. El bougie se destaca como una herramienta única, que proporciona un método táctil y preciso para navegar por vías respiratorias desafiantes. Además, el endoscopio de fibra óptica, con su óptica avanzada, ayuda a navegar por las vías respiratorias con anatomía alterada.

Por último, se muestra un kit de cricotiroidotomía. La cricotiroidotomía es una cirugía médica poco frecuente en la que se inserta un tubo a través de una incisión en la membrana cricotiroidea para crear una vía respiratoria para la oxigenación y la ventilación. En los casos en los que los procedimientos no quirúrgicos de la vía aérea no han tenido éxito o no son adecuados, el uso de esta técnica puede ser crucial para salvar la vida del paciente. Es particularmente útil en situaciones en las que el paciente no puede ser intubado u oxigenado, a veces conocido como escenarios de "no puede intubar, no puede oxigenarse" (CICO).

En resumen, el manejo eficiente de las vías respiratorias es primordial para abordar el traumatismo de las vías respiratorias, lo que requiere un enfoque integral que incluya un diagnóstico oportuno, intervenciones adecuadas y el uso de equipos especializados para garantizar resultados óptimos para los pacientes.

Citations

  1. Bhojani RA, Rosenbaum DH, Dikmen E, et al. Valoración contemporánea del traumatismo laringotraqueal. J Cirugía Cardiovasca Torácica. 2005; 130(2). doi:10.1016/j.jtcvs.2004.12.020.
  2. Hussain LM, Redmond AD. ¿Se pueden prevenir las muertes prehospitalarias por lesiones accidentales? BMJ. 1994; 308(6936). doi:10.1136/bmj.308.6936.1077.
  3. Krausz AA, El-Naaj IA, Barak M. Paciente con traumatismo maxilofacial: afrontamiento de la vía aérea difícil. World J Emerg Surg. 2009; 4(1). doi:10.1186/1749-7922-4-21.
  4. Thomsen JLD, Nørskov AK, Rosenstock CV. Dispositivos supraglóticos de las vías respiratorias en el manejo difícil de las vías respiratorias: un estudio de cohorte retrospectivo de 658.104 anestésicos generales registrados en la base de datos danesa de anestesia. Anestesia. 2019; 74(2). doi:10.1111/anae.14443.